domingo, 6 de mayo de 2018

iglesia de Jesús


La iglesia del santo nombre de Jesús es barroca y casa madre de los jesuitas. Altos techos, frescos y decoración exuberante. La capilla de San Ignacio alberga su tumba flanqueada por espectaculares esculturas y también hay reliquia de San Francisco Javier. Y en otra capilla aparece uno de esos lienzos que impactan. Es un descendimiento, el autor es bosnio, Safet Zec, y la obra, de 2014, alberga a tres jesuitas de renombre junto a la Virgen, emocionante.

san benedetto



Y llegamos a San Benedetto in Piscinula, fundada donde vivió San Benito durante su estancia en Roma, donde oró e hizo penitencia. Suenan voces de canto, grabadas, hay paz y techos de madera, encantador el lugar, reposamos, si es cierto que Dios está en todas partes quizás habría que buscarlo aquí. Poca luz, frescos inacabados.

domingo, 15 de abril de 2018

trastevere




Muchos visitantes en Santa María que toma el apellido del barrio. Admiramos el ábside repleto de mosaicos.

san pedro



Después San Pedro y su tamaño, no hay más que un lienzo, el resto son mosaicos plenos de teselas. La iglesia más grande del mundo. Primero la Piedad, sin palabras, aunque esté lejos, aunque esté protegida, aunque ella sea joven y esté desproporcionada con respecto a Cristo. Con 23 años la esculpe el genio y la mano de Miguel Ángel. Hay estatuas más grandes, por doquier, pero ninguna como ésta. Todo es grande en la basílica. Está la tumba de Pedro, de hecho la basílica se edifica sobre un antiguo cementerio. Pedro y Pablo muertos, responsables del incendio de Roma, se lo achacan. Uno muere en la cruz y el otro decapitado, la diferencia de ser romano o no. También la tumba de Juan Pablo II y la del primero, y alguna otra esperando.
La Piedad, 1498.

sixtina


Empezamos por recorrer una parte de los Museos Vaticanos, mínima parte, de escultura antigua, galerías atestadas de esculturas y gente. No se puede ver el Laocoonte, todo el mundo quiere fotografiarla. Avanzamos poco a poco, arte a ambos lados. Galería de mapas, más galerías y patios con cabezas, estatuas y torsos. Creo que una visita a los museos requerirá muchas horas. En la Capilla Sixtina lo primero que percibimos es que no hay silencio. Un cura reza y el resto acompaña con murmullos de oración o no. 35.000 visitas al día, parecen pocas. Arriba la obra de Miguel Ángel. Impresiona, pero la he visto tantas veces. Nos van llevando al centro para que entre más gente, pero no es agobiante. Destaca el color y el tamaño de las figuras. Más explicaciones, nunca habrá silencio. No se pueden hacer fotos, pero se hacen. 1508-1512

moisés


Famosa por albergar el Moisés de Miguel Ángel. Ahí llega, con luz y sin luz. Impresionante, en el centro, a su lado más esculturas, probablemente suyas, encima otras que dicen que pudo diseñar para ser acabadas por otros. Es el mausoleo de Julio II en la iglesia de San Pedro en Vincoli. Miramos y remiramos, se apaga la luz y la vuelven a encender. Gente que viene y va pero no multitudes. También hay cadenas de Pedro y un precioso cuadro de Santa Margarita, obra de Guercino. No se ve bien y es que todos los focos, todas las luces, van a Moisés.
1515